LIGO detecta una segunda onda gravitacional

El Observatorio por Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) captó el 26 de diciembre de 2015 ondas gravitacionales por segunda vez. Este nuevo evento, bautizado como GW151226, corresponde a la fusión de dos agujeros negros hace 1.400 millones de años, cuyas masas eran de aproximadamente 14 y 8 masas solares, menores que las del primer evento detectado en septiembre de 2015. La fusión produjo un agujero negro de 21 masas solares, y una cantidad de energía equivalente a una masa solar fue emitida en forma de ondas gravitacionales. No cabe duda de que la astronomía de ondas gravitacionales es ya una realidad, y en breve nos proporcionará muchos sucesos como estos, y alguna que otra sorpresa. Para más información:

Anuncios